Optimiza tu tasa de conversión con 5 fáciles consejos

Por Jean Pierre Jesses Business No hay comentarios en Optimiza tu tasa de conversión con 5 fáciles consejos

Una vez que ya tengas tu tienda online, el siguiente gran obstáculo es lograr que la gente comience a realizar compras. Tu tasa de conversión demuestra con qué frecuencia las personas que ingresan a tu sitio web se convierten en clientes. Para mejorar esa tasa de conversión hay varias cosas que pueden hacerse, tanto desde el aspecto funcional como estéticamente. A continuación compartimos cinco consejos rápidos y fáciles para aumentar tus conversiones.

  1. Enfatizar artículos de venta.

Los compradores adoran las ofertas. Una venta no solo proporciona un beneficio práctico, en términos psicológicos, sino que hace que el comprador sienta que está obteniendo algo por nada. El precio es uno de los factores principales cuando se trata de una decisión de compra del consumidor. Si está dando un descuento, no lo oculte. Sus artículos de venta deben aparecer en la página de inicio de su sitio web con una dirección clara en cuanto a los productos a los que se aplica el descuento. De la misma manera, no sirve de nada anunciar un descuento general si solo se aplica a unos pocos artículos seleccionados o a una sola categoría de productos. Puede verse como algo engañoso y es probable que decepcione a los potenciales compradores, lo cual puede afectar la reputación de su marca.

  1. Mostrar múltiples imágenes de tus productos.

Para facilitar la decisión de compra de los clientes, bríndeles toda la información que pueda. Al comprar en línea, a la mayoría de los consumidores les gusta ver la todos los productos que puedan antes de comprometerse con uno en particular. Cuantas más fotos tengas de tus productos desde diferentes ángulos, mejor. Pero esto no termina ahí. También debe ser consciente de las especificaciones del producto y hacer que todo lo que un comprador pueda querer saber sea detallado con claridad. Cuanto más fácil sea para el cliente encontrar la información que está buscando, es más probable que se concrete la compra. Sin dudas no querrá perderse esas oportunidades simplemente porque su información está dispersa o, lo que es peor, ausente.

  1. Que tus botones de sean visibles.

Sus botones de CTA (Call to Action) deben ser claros, concisos y llamativos. Una llamada a la acción es el texto que se usa para sugerir a los visitantes que tomen una acción en particular. Por ejemplo, «Comprar ahora», «Agregar al carrito» y «Suscribirse», podrían ser una llamada a la acción. Comience por poner el texto en sus botones en negrita para que se destaque. Para dejar en claro que se puede hacer clic en el enlace, es una buena idea colocar un recuadro a su alrededor y darle un color de fondo brillante. Sin embargo, hay que tener cuidado. Tus botones deben atraer, pero también deben dar una indicación clara de lo que sucederá si un cliente hace clic. Lo peor que podrías hacer es llevar a un cliente a un resultado inesperado. Mantené su confianza y sé directo con lo que debe esperar.

  1. Maximizar las opciones de pago.

Si solo ofrece una opción de pago, está limitando a sus clientes potenciales. Es probable que su público objetivo tenga preferencias variadas cuando se trata de pagos. El método de pago en línea estándar son las tarjetas de crédito, como Visa, Mastercard, American Express, etc. Pero también se han introducido otras opciones en la última década, que brindan diferentes niveles de seguridad a la transacción del comprador e incluso retrasan el pago.

PayPal es el más popular de estos tipos de pago, con más de 169 millones de usuarios. Los usuarios confían tanto en PayPal que, se dice, al proporcionar la opción en su sitio aumenta el total de clientes en un 27%.

ZipPay y Afterpay también han irrumpido en la escena. En una reciente encuesta realizada en Australia, el 65% dijo que a través de estas herramientas podía realizar compras que normalmente no podrían pagar en incrementos más pequeños. Las estadísticas hablan por sí solas; sin opciones de pago variadas, se pierde a muchos clientes que, de lo contrario, podrían haber realizado una compra.

  1. Simplificar el pago y envío.

Los compradores en línea son impacientes. A menudo no van a las tiendas tradicionales porque la conveniencia de comprar desde casa es demasiado atractiva. Las empresas de comercio electrónico deben apoyarse en esto al simplificar el proceso de pago. Cuanto más dificultades le pongas a tus clientes para hacer una compra, es más probable que vayan a otro sitio. Lo que quieren tus consumidores es algo rápido y simple, y hay que hacer todos los esfuerzos posibles para dárselos. Una buena alternativa es reducir la cantidad de pasos que un cliente debe tomar para realizar una transacción. ¡No les des la oportunidad de retirarse! Hacé que el proceso sea breve y rápido para obtener la mayor cantidad de ventas posibles.

Si tu negocio de comercio electrónico ha visto una caída en las ventas, sería prudente llevar a cabo algunos o todos los consejos anteriores, y finalmente ver si hay alguna diferencia.

  • Compartir:

Dejar un comentario: